lunes, 15 de junio de 2015

Cosas que devuelven la ilusión sin gluten


La vida te da sorpresas, como dice la canción, sorpresas te da la vida... desde luego que sí. A mis 32 años me sorprendió la celiaquía. A los 35 mi primer hijo y a los 37 el segundo. A los 33 mi primer despido. A los 32 un trabajo que nunca habría creído para mi, a los 36 un giro radical a mi vida, durante los 12 últimos años unas amigas que muchos desearían y en los últimos días Qué Box, una caja con un contenido espectacular para un celiaco con cierta intolerancia a la lactosa como yo.
 
UNA FORMA DE SORPRENDER A UN CELIACO

Y no sólo eso, que también hace paquetes para otras intolerancias y alergias. ¿No os parece genial? A mi me lo parece. Es un excelente regalo para sorprender a un celiaco. Conocía iniciativas de este tipo que te permitían probar diferentes cosméticos pero no de celiacos y me parece una idea genial, porque en mi caso, después de varios años probando productos, ya me he hecho a unos y no sigo arriesgando. 

Pero Qué Box me ha animado a probar cosas nuevas. Cosas sin gluten y otras de las que desconocía su existencia o que nunca habría probado porque no sé como cocinarlas o cómo tomarlas, como las mazorcas de maíz o la leche merengada on the Rocks.

ILUSIÓN CELIACA

Cada caja lleva unos 12 productos sin gluten y cuesta 19,90, un precio muy inferior al real. Pero ya no sólo es el precio. Es la ilusión de recibir esta caja en casa con toda una variedad de productos sin gluten. Y probarlos y descubrirlos. Y esto es lo que me ha vueltoa ilusionar como celiaca, os lo digo en serio. A lo mejor pensáis que con qué poco me conformo o ilusiono, pero de verdad que yo necesito poco y esto meparece mucho. A mí y a muchos celiacos.

Y es que pequeñas cosas son en muchas ocasiones las que te hacen ser feliz. Y ser feliz hoy en día es complicado. Así que yo me quedo con esta pequeña pero gran sorpresa que me ha devuelto la ilusión sin gluten.

ENLACES RELACIONADOS

De ilusiones no come un celiaco

lunes, 25 de mayo de 2015

Placeres sin gluten para todo el mundo

Hay momentos en la vida de un celiaco que se hacen cuesta arriba cuando uno ve la pedazo de tarta con gluten que se van a meter entre pecho y espalda los comensales con los que comparte una cena en la mesa, como me ha pasado a mi este fin de semana. Que me alegro por ellos ¿eh? no digo que no.

Pero del fin de semana que viene no pasa que me hace Karol (la misma que me hizo las galletas para Berta) una tarta a mi igualita pero sin gluten. Con su hojaldre, su crema pastelera, sus fresas, cerezas y frambuesas. Y todo sin gluten. No me van a dejar a mi así, con las ganas. Ya compro yo el hojaldre, pero lo demás corre por su cuenta.
 
PLACERES SALADOS SIN GLUTEN

Hay otros placeres más salados de los que un celiaco puede disfrutar en soledad sin depender de una panda de amigos desalmados que se acuerden de una (es broma... aunque no mucho). Por ejemplo dando un paseo tranquilamente. Unos placeres que siempre estarán allí, al alcance tu mano, porque son sin gluten, te los dan hechos y los puedes comprar, sin ser más caros que el resto, en muchos sitios.

Me refiero a las pipas, los frutos secos y otros picolabis que como la marca Facundo hacen sin gluten para todos. Y cuando digo todos es todos, porque todos sus productos son sin gluten y todos (celiacos o no) podemos comer.

He probado algunos de sus productos en un envío que me han hecho y he de decir que me gustan y me han sorprendido. Primero porque no sabía que todo lo que hacen es sin gluten y segundo porque es raro encontrar en el mercado pipas jalapeñas u otros pica pica con sabor barbacoa, cebolla... que sean sin gluten. Hacía tiempo que no los comía porque había dejado de buscarlos, pero sabiéndolo los comeré más a menudo.

Me alegro de que por fin alguien se acuerde de nosotros. En este caso Don Facundo. ¡Gracias Facundo por hacer que los placeres de este mundo sean placeres para todo el mundo! (celiacos o no).


ENLACES RELACIONADOS

Vuelta a los ruedos sin gluten ¡que ya somos cuatro!

lunes, 18 de mayo de 2015

Vuelta a los ruedos sin gluten ¡que ya somos cuatro!

¡Ya estoy de vuelta! Ya perdonaréis esta larga ausencia pero el último mes de embarazo fue duro, el parto lleva unos días en el hospital y la recuperación y adaptación en casa también se merece unos días. ¡Claaaaro! ¡Berta ya está aquí! ¡Ya soy de nuevo mamá celiaca! Es un ángel.

El parto fue de película. Después de una cesárea con Bruno vivir un parto natural (vaginal como dicen los expertos) es un milagro del cielo, ¡una maravilla! En 15 días ya estaba prácticamente recuperada. Hace un mes que di a luz y voy ya a buscar a Bruno a la guardería con Berta en la mochila desde hace unos días... ¡hago prácticamente de todo! Mientras que con la cesárea pasé dos meses de recuperación dolorosos y horrorosos.

EN CASA ESPERABAN LOS PAQUETES SIN GLUTEN ...


Y claro, después de vivir y esperar de nuevo una cesárea, esto es una bendición. Y más si llegas a casa y te esperan esta cesta de Carrefour con sus nuevos produtos sin gluten, que no los podían haber mandado en mejor momento porque estos días de sequía sin gluten y sin lactosa en el Hospital se merecen un homenaje como éste.

O esta caja de productos Facundo todos sin gluten, o esta otra de Qué Box, de la que ya os hablaré en otro post. El caso es que Berta ha llegado como se dice con un pan debajo del brazo. Parece que todos los envíos hayan llegado para una celebración de lo más oportuna.

... Y OTROS REGALITOS

Lo de las tartas de pañales me parece una idea genial. Porque ¿qué mejor regalo que pañales? Y si además son hechas en casa y con unas galletitas pesonalizadas hechas por Karol, el regalo es genial. Recuerdo que unos amigos nos trajeron paquetes de pañales cuando nació Bruno, y oye, son una buena ayuda y además útiles de verdad.

También nos esperaban unos vestiditos hechos a mano por la tía Laura preciosos y unos baberos con unos bodies a juego, el nombre para la puerta de la habitación o un chupetero genial (todo de Luciukas).

Y de momento lo dejo aquí. Sólo quería informaros de mi vuelta a los ruedos sin glulten con una más en la familia. Dentro de poco os contaré más cosas sin gluten... y con gluten claro.

ENLACES RELACIONADOS

¡Ya soy mamá celiaca! 

Porque no todos los embarazos son iguales

¿Puede ser mi hijo celiaco?

La felicidad que adelgaza

miércoles, 25 de marzo de 2015

Investigación celiaca

Celiacos de Aragón, estamos siendo investigados por el departamento de Medicina, Psiquiatría y Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza y tenemos que colaborar. Somos 2.000 familias socias de la Asociación Celiaca Aragonesa más todos aquellos que no lo son pero que sufren la enfermedad. Hay que llegar a 400 encuestas realizadas antes del 31 de mayo. 

¿Me queréis decir que no vamos a ser capaces de alcanzar ese número? Venga animaros y rellenar esta encuesta que trata de estudiar nuestro comportamiento como celiacos a la hora de llevar la dieta sin gluten.

Es interesante y podemos contribuir siendo protagonistas de este estudio que al final nos aportará grandes beneficios. ¿No os parece que es una buenoa razón para participar? A mí me costó unos 20 minutos rellenarla y no es nada complicado. Se trata de señalar una de las opciones que te proponen sobre las experiencias que tú como celiaco tienes en un tu vida diaria. ¡Anímate y participa!

lunes, 23 de marzo de 2015

¿Trato amable en extinción?

No suelo escribir sobre productos de belleza pero hoy voy a hacerlo porque de verdad que merece la pena hablar de esta marca y de la dependienta que me ha tratado.Unas amigas me hablaron bien de la marca ETNIA, que era muy barata y que daba muy buen resultado, así que he ido esta mañana a la tienda que está situada en la Calle Alfonso de Zaragoza. 

TRATO AMABLE, UNA EXCEPCIÓN

Me ha tratado tan bien... que estoy que aún no me lo creo, y es una pena que tenga que hablar de un buen trato en un comercio, pero es así, es algo excepcional.Qué años aquellos en que el servicio era atento e individualizado...


ALERGIA AL NÍQUEL Y SENSIBILIDAD EN LOS PÁRPADOS
Mientras me probaba varios tonos de maquillaje, le he comentado mi alergia al níquel y en seguida me ha hablado de la cantidad de productos derivados del petróleo y también de níquel que llevan los productos de maquillaje. Así que me ha ofrecido un rímel de una línea ecológica que tienen y me lo he llevado también porque tengo los párpados súper sensibles y desde hace un tiempo vengo usando rímel de farmacia. 

¿Cómo es que hasta ahora no había relacionado nadie mi alergia al níquel con mi sensibilidad en los párpados? Pues ella ha conseguido resolver esta duda y buscando en la red la composición de los productos de maquillaje en general he encontrado este artículo que es para echarse a correr. ¡Níquel en el 100x100 de los productos!, entre otras cosas...

TRATO ATENTO, PROFESIONAL, AMABLE, PERSONALIZADO...

Así que hemos quedado que le comentaría como me iba el rímel, tanto si me iba bien como si me iba mal, porque era muy importante para ellos. Al final el maquillaje, el rímel y el trato amabilísimo, atento, profesional, personalizado... todo ¡15 euros! ¿No es para ir y probar? Hombre...


ENLACES RELACIONADOS



viernes, 20 de marzo de 2015

Manteniendo el tipo en el octavo mes

Sabía que era esto lo que me pasaba, que mi camisón pesa media tonelada, y menos mal que lo he averiguado a tiempo porque ya me estaba empezando a preocupar. Jajaja... 

¡SÓLO UN KILO EN EL OCTAVO MES!

No exactamente así pero en mi última cita con Júlia, la nutricionista de Alimmenta, ¡mi peso ha aumentado en menos de un kilo! Y claro pensando, pensando he llegado a la conclusión de que definitivamente era el camisón con el que me pesé para la cita anterior el que me había hecho aumentar de peso en cantidades astronómicas !Qué bueno!

Bueno ahora en serio, que he engordado sólo un kilo en un mes y estoy ya en mi octavo mes de embarazo. Esto es un mérito importante para mi persona y la verdad es que lo he hecho sin mucho esfuerzo porque fue cambiar el chip en mi cabeza y darme a los zumos de frutas y algunos combinados de frutas con chocolate como éste (como excepción) algún fin de semana y conseguir mantener mi peso. 

POCAS CANTIDADES Y MÁS PICOTEO

También es verdad que mi estómago no admite muchas cantidades de comida porque me sacio enseguida. Saciar no es la palabra, es empachar. Porque me encuentro fatal si como mucho. Así que creo que eso me ha ayudado también a no ganar mucho peso y Júlia me ha recomendado dividir las comidas. En lugar de hacer 5, reducir las cantidades y hacer 6 o 7. 

Lo necesitaba. Necesitaba una buena noticia como ésta. Estoy en 74,5 kilos, 9 kilos por encima de mi peso. En mi anterior embarazo alcancé los 79, espero no superarlos en este. 


 ENLACES RELACIONADOS

Cambiando el chip en la dieta sin gluten

El estado anímico influye en mi segundo embarazo sin gluten

jueves, 19 de marzo de 2015

Dame pan (sin gluten) y dime tonta


Después de mis últimas experiencias con la compra del pan sin gluten en el supermercado, cansada de tener que estar varios días comiendo pan de molde hasta que trajeran Betina, me envalentoné y decidí hacer mi pan en casa. Busqué una receta sencilla en Internet, de las que me gustan a mí y de las que soy capaz de hacer, y este es el resultado. Catastrófico. Nada de nada. Piedra. 

HACER PAN SIN GLUTEN NO ES FÁCIL

A pesar de mi ímpetu causado por el enfado y de que parece que cuando te encuentras con esa decisión cualquier cosa te puede salir bien, pues nada de nada. Esto del pan sin gluten no es tan fácil como parece. La receta sencilla parece, pero luego hay que ponerse y... si, si, ponte, pero nada de nada. 

Así que a partir de ahora dame pan y dime tonta, que esto de hacértelo tú mismo no funciona. 

ENLACES RELACIONADOS 

miércoles, 11 de marzo de 2015

Porque no todos los embarazos son iguales...

Cuando ha pasado algo de tiempo, hablar con naturalidad de algunas cosas resulta mucho más fácil. Hablar ahora, más de 7 meses después de quedarme embarazada por segunda vez, es más sencillo, vamos que no me cuesta tanto. Mi segundo embarazo no fue buscado, tampoco lo evité, si no está claro que no me habría quedado ¿verdad? Pero lo cierto es que no era mi intención.

Entre el final de la lactancia, cuando Bruno cumplía el año, el olvido del anticonceptivo en plenas vacaciones y unos cálculos de fechas mal hechos fue como Berta finalmente se hizo hueco en mi cuerpo, en mi mundo y en la vida.

EL PRINCIPIO, UN VERDADERO SHOCK

Al principio fue un verdadero shock. No podía creérmelo y me costaba hacerme a la idea. Tanto que estuve un mes y medio que no salía de mi asombro, la idea de estar de nuevo embarazaba no se hacía sitio en mi cabeza. Pero fue así. Y después de ese tiempo, de ese mes y medio, la felicidad entró en mi ser, me envolvió de tal forma que no me he arrepentido jamás de tener un segundo hijo, de darle una hermana a Bruno, de ser 4 en la familia. Porque de otra forma, seguramente, habríamos sido 3 por los siglos de los siglos.

Quiero contaros esta experiencia porque seguramente habrá muchas mamás que han pasado por lo mismo. Por la culpabilidad de un nuevo embarazo, por la sorpresa de unos síntomas que te dicen al 99% que sí que estás ( y el otro 1% te los corrobora el predictor), por la incertidumbre de una nueva vida que tú habías trazado y planeado para 3 y ahora será para 4. Pero todo pasa, todo se puede ver de otro color y traer al mundo a un hijo es maravilloso, intenso pero maravilloso.

TIEMPO Y PENSAR CON TRANQUILIDAD

No niego que lo pasé mal al principio. Porque esto es algo para lo que debes estar preparado. Que te va a robar tiempo, sueño, hambre, energía y a veces hasta la respiración. Por eso hay que darse tiempo, relajarse y pensar con tranquilidad.

Yo me dí un tiempo para hacerlo y os recomiendo que lo hagáis, que lo penséis con tranquilidad, que no sigáis con vuestras vidas como si nada, que os dediquéis tiempo a recapacitar y plantear la situación hasta que la tranquilidad os de la razón. 

UN FUTURO PROMETEDOR

Ahora mi vida es plena y estoy feliz. Van a cambiar muchas cosas y en casa tenemos muchos planes de futuro para los 4. Muchos cambios para una nueva vida que llegará a finales de abril cuando Berta vea la luz del mundo.

Se nos presenta un verano intenso y con retos, porque criar a dos niños que se llevan 2 años escasos no será facil, pero nos estamos mentalizando y guardando la fuera y la energía suficientes para poder con todo lo que se avecina.

martes, 3 de marzo de 2015

A lo que obliga ser celiaco.

Me gustaría saber si las personas no celiacas se ven obligadas a comer productos que no les gustan o que no son su primera referencia. Me refiero a si se ven obligados a comer pan sin sal porque en su tienda habitual no tienen con sal, por poner un ejemplo. Porque un celiaco, o al menos en mi caso, se ve muchas veces obligado a comer otro pan sin gluten porque el que le gusta en muchas ocasiones no lo tienen en el establecimiento al que va a habitualmente a comprarlo porque es el distribuidor. Y la verdad es que esto es desesperante. 

Es en estos casos cuando comprendo a estos celiacos que de por sí están malhumorados o se quejan constantemente por la situación del colectivo. Porque uno puede pasar por alto muchas cosas o tomarse con humor otras, pero que no tengan pan sin glulten durante cuatro o cinco o días en un estableciemiento en el que es fácil llevar una contabilidad de cuánto se vende de un producto, o de pedir antes de que se acabe de verdad que no lo entiendo ¿Porque en los supermercados se dedican a esto no?


Esta dejadez con los celiacos de verdad que me ha enervado como hacía tiempo que no lo hacía. Son varias ya las ocasiones en las que me quedo sin pan durante varios días porque no les queda. Y no me quejo del trato con el cliente que ha sido siempre rápido y amable vía Twitter e insitu, que se lo agradezco, pero a mí ya no me basta.

Y que me ofrezcan una alternativa con pan de otra marca para cuando no hay del que compro normalmente tampoco. ¿Se ve obligado un no celiaco a comer pan de molde porque no hay pan de barra en la tienda? ¿A que no?. Pues en los celiacos es una constante, al menos yo muchas veces tengo que comprarme pan de molde para evitar comer sin pan, aunque no es santo de mi devoción ni de mi paladar. Pues a esto te obliga ser celiaco.
 ENLACES RELACIONADOS




martes, 24 de febrero de 2015

Cambiando el chip en la dieta sin gluten


Una vez superada la curva larga de la glucosa puedo deciros que no es para tanto. Ni el líquido ese que te dan es tan malo como dicen, ni la espera se hace tan larga como dicen. Lo que si se hace más duro son los cuatro pinchazos que te clavan para sacarte sangre, esos si me llegaron al alma, unos más que otros.

He estado dos días esperando los resultados y finalmente han salido bien. No tengo diabetes gestacional. Estaba algo preocupada porque durante este embarazo he comido mucho, pero mucho dulce, y pensaba que eso podía haber influido, pero no ha sido así. 

POR SI LAS MOSCAS ...

Durante estos dos días de espera de resultados, por si las moscas y antes de que me lo prohibiesen, me hice un pastel de chocolate y fresas sin gluten que me supo a gloria bendita (Con el bizcocho de la medida del yogur)

Pero hoy y después de mi cita con Júlia, nutricionista de Alimmenta, he decidido que tengo que cambiar el chip.


No puedo seguir con esta ingesta de dulces sin gluten a gran escala. Así que he vuelto a los zumos de frutas. Y tengo que recuperar los largos paseos y la piscina como sea, además de reducir la ingesta de coca cola porque tengo una adicción total. 

PERMITIDA LA TARTA DE MANZANA SIN GLUTEN

Lo que si me ha dejado Júlia es la tarta de manzana porque es bastante light. Eso sí, comiéndola en el desayuno y la merienda y no a todas horas, como estaba haciendo hasta ahora que una vez hecha me dura dos días, porque como y como hasta que se acaba.

ENLACES RELACIONADOS

Siempre con el dulce sin gluten en la boca

El estado anímico influye en mi segundo embarazo sin gluten

Tarta de manzana sin gluten para torpes en la cocina

Porque no todos valemos para todo... bizcocho sin gluten (con la medida del yogur)

martes, 17 de febrero de 2015

Julia responde: "Con la dieta sin gluten tengo menos energía"

El diagnóstico de la enfermedad celiaca genera muchas dudas. Como la de esta celiaca que pregunta por la falta de energías a raíz de comenzar con al dieta sin gluten. Yo recuerdo que al principio tenía mucho frío. Sí, aunque parezca raro. Y aún lo tengo, no se si a alguien más le pasa. Lo pregunté pero la respuesta siempre ha sido que no tiene nada que ver, pero yo noto que desde que llevo la dieta sin gluten tengo que tomar cosas más calientes, como infusiones, para templar mi cuerpo. Dudas como éstas son las que podéis preguntar a Júlia a traves de Historias celiacas. Así que Júlia, ¿podrás resolver mi duda?




ENLACES RELACIONADOS

Julia responde: ¿Qué puedo hacer para engordar?

Julia responde: ¿Es bueno eliminar el pan sin gluten de la dieta?

Julia responde: ¿Puede adelgazar un celiaco con una dieta sin gluten?

martes, 3 de febrero de 2015

Magdalenas de limón y semillas de amapola sin gluten

No me puedo creer que hayan pasado tantos días desde que hiciera estas magdalenas y que no os lo haya contado. ¡Pero esi es un notición! Cómo se me puede haber pasado. ¡Me han salido las magdalenas de limón y semillas de amapola sin gluten! Si, si. Así es. Después de varios intentos alguna vez tenían que salir bien. La receta es de Momentos sin gluten y es bastante sencilla.

Llevo varios viajes a Carrefour y ya no venden unas muffins sin gluten de limón y semillas de amapola que me encantan, así que decidí hacerlas yo y el resultado no ha estado nada mal. 

Os dejo la receta.
 Ingredientes:
  • 2 huevos
  • 125 gr de azúcar
  • 125 gr de harina ( Mix de Schar)
  • 60 gr de Maizena
  • 110 ml de aceite de oliva suave
  • 90 ml de leche (yo sin lactosa y semidesnatada)
  • 8 gr de levadura en polvo ( Hacendado)
  • Ralladura de un limón
  • 1 Cucharada y media de semillas de amapola
Elaboración:
  1. En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que espume.
  2. Añadimos el aceite y la leche y seguimos batiendo.
  3. Tamizamos la harina, la maizena y la levadura. Lo agregamos a la masa y mezclamos.
  4. Añadimos la ralladura de limón y las semillas de amapola y mezclamos.
  5. Dejamos reposar la masa 20-30 min.
6. Precalentar el horno a 180º. 
7. Rellenamos las cápsulas de las magdalenas 3/4 partes.
8. Las metemos al horno y las dejamos 25 min a 180º. 

miércoles, 28 de enero de 2015

El estado anímico influye en mi segundo embarazo sin gluten.

Mi segundo embarazo como véis está pasando algo desapercibido en el blog . Pero no así en mi vida diaria. Desde los tres meses tengo un tripón tremendo, así que ahora con 6 ni os cuento. Parece que estoy ya cumplida de fecha. Estoy muy muy cansada, esto ha sido así desde el primer día de embarazo. Mucho sueño, sed y haaambreee de dulce sin gluten.


EL ESTADO ANÍMICO AFECTA AL ESTOMACAL

Tener otro hijo influye, claro que si. Porque te marca un ritmo diferente. No te deja casi darte cuenta de lo que pasa y además si se une a que está empezando la guardería que lo pilla todo, todo, todo... pues ahí tienes el cansancio acumulado y el agotamiento.

Esto creo que ha sido el principal impedimento para poder llevar la dieta celiaca marcada por Júlia en este segundo embarazo, y es que el estado anímico afecta al estado estomacal, el hambre, la contención, las ganas de dulce, de picar, de comer, de saciar el cansancio con comida. No he podido, no he sido capaz de llevar una dieta sana y equilibrada. El dulce me ha podido, lo confieso Júlia.

UN KILO DE MÁS Y VUELTA A APUNTAR LO QUE COMO

Aún así puedo estar contenta de que sólo estoy un kilo por encima de lo que pesaba a estas alturas de embarazo (semana 27 cumplida) en el anterior. Os recuerdo que comencé con 65,5 kg, lo mismo que el anterior y ahora peso 72,8, mi brazo mide 29 cm, lo que quiere decir que no he engordado grasa sino tripa porque mide lo mismo que al principio e incluso menos que en el anterior, y mi tripa mide 102 cm, 3 cm más que en el primero por estas fechas.

Estoy contenta por ello pero soy consciente de que debo controlarme. Así que los próximos 15 días voy a apuntar de nuevo lo que como para poner de nuevo orden en mi cuerpo celiaco. No queda otra para controlar la dieta. Aunque ya le he dicho a Júlia que me han regalado un molde para gofres y sería un pecado no utilizarla o no catarlos. Entiendeme...


ENLACES RELACIONADOS

Horario inglés con tres desayunos sin gluten

Historias embarazosas: Orden en mi cuerpo celiaco ¡YA!

Historias de una celiaca embarazada: 73 kilos y apuntando todo lo que como

lunes, 19 de enero de 2015

Empanadico sin gluten

Tengo tantas cosas en el tintero de las que haceros partícipes y tan poco tiempo para escribir que, aunque sea con retraso porque las fechas navideñas ya han pasado, no quiero dejaros sin la receta de este postre que en Aragón se toma por navidad. Es el empanadico de calabaza, que es verdaderamente imposible comprar uno sin gluten. Por fin me atreví a hacerlo con ayuda de una prima y me salió realmente bien. 

Lo hice hace tiempo con la súper calabaza que compré para el 1 de Noviembre, noche de Halloween, y con la que hice unos espectaculares buñuelos sin gluten. Me reservé un poquito de calabaza e hice un par de empanadicos. Uno me lo zampé y el otro lo congelé para la navidad.

Así que os dejo la receta para que probéis en casa ya sea con las calabazas que compréis para el próxiimo día de Halloween o para la próxima Navidad ¡o para este fin de semana mismo!


INGREDIENTES PARA 2 EMPANADICOS DE CALABAZA SIN GLUTEN

-1/3 vaso de leche
-1/3vaso de  los de vino de anís
-4 cucharadas de azúcar
-1 cucharada de sal
-1 sobre de levadura
-1/2 kilo de harina

ELABORACIÓN

Se calienta la leche, el anís, el azúcar y la sal todo junto sin que llegue a hervir. Una vez fuera del fuego se le añade el sobre de levadura. En un recipiente a parte se pone medio kilo de harina sin gluten y se vierte la mezcla anterior. Se amasa un poco con las manos o con una cuchara de palo y se le añade un vaso de aceite caliente en el que se ha frito anís en grano.









Se corta la masa en dos trozos y se estira bien con el rodillo (ya sabéis que se rompe bastante nuestra masa sin gluten así que hay que tener maña para unir y pegar), se le echa un poco de aceite y también azúcar mezclado con canela en abundancia.

Se pone una capa de calabaza cortada muy fina en la mitad de la masa y se vuelve a echar canela mezclada con azúcar. Se ponen piñones y pasas y se cierra el empanadico. Por encima se le hecha aceite y azúcar y se pincha con un tenedor para que se hinche al cocerlo.

Se pone al horno a 170º que se vaya haciendo lentamente hasta que vemos que se dora. De base para el horno se pone en la placa un papel de cocina y al sacarlo se pone encima de un cartón y así no se pega.

He de deciros que estaba más bueno al día siguiente que en el día porque se empapó la masa y no estaba tan crujiente como al principio. Así que si puedes aguantar... te lo recomiendo.

ENLACES RELACIONADOS


jueves, 15 de enero de 2015

Orgullo celiaco

Pocas veces oiréis a un celiaco decir que está orgulloso de serlo y yo me encuentro en una de esas pocas veces. Asi que os propongo que pongamos fecha para celebrar el día del orgullo celiaco ¿Por qué no?. Yo estoy orgullosa de ser celiaca de Huesca. Como suele pasar siempre, hasta que no vienen de fuera y te lo dicen, no eres totalmente consciente de ello. A ver... que yo consciente era, porque cuando he salido de viaje me he dado cuenta de que fuera de Aragón el mundo celiaco es mucho más complicado.

 Pero un fin de semana paseando con los bloggers celiacos Top por Huesca en las "I Jornadas especializadas en enfermedad celiaca y dieta sin gluten" me ha servido para despertar de mi letargo celiaco y mentalizarme de lo bien que nos cuida la hostelería de Huesca.

BLOGEROS CELIACOS EN LAS I JORNADAS DE ENFERMEDAD CELIACA EN HUESCA

Ricardo de Celiaco a los 30, Ana y Víctor de Caminar sin Gluten, Nuria de Celiacos, Lourdes de la Cocina de Pikerita, Carmen de Destinos sin gluten y Bárbara de Cocina Sin recorrimos varios restaurantes de la ciudad probando sus tapas. No os podéis imaginar las caras de sorpresa de todos los nombrados al ver semejante variedad de tapas sin gluten, además de poder disfrutar en todos ellos de una cerveza sin gluten.

A mi no me sorprendía nada, debía ser la costumbre, pero conforme avanzábamos me dí cuenta del enorme esfuerzo que ha realizado en los últimos años la hostelería de Huesca para conocer y adaptarse a la cocina sin gluten. Que no es nada fácil y merecen que se les reconozca y que les estemos muy agradecidos.

¿CELIACA DE LAS DE HUESCA?

Recuerdo una ocasión en la que un chico al saber que era celiaca me preguntó con ironía ¿Eres celiaca de las de Huesca? Como si perteneciese a una tribu diferenciada. Y es que el área de digestivo del Hospital San Jorge de la ciudad llevó a cabo una investigación sobre celiaquía en la que se diagnosticaron cientos de casos, lo que obligó a los hosteleros a ponerse al día con la celiaquía, porque era raro el día que no daban de comer a dos o tres celiacos, como nos comentó el director del Hotel Pedro I.


NIVELAZO SIN GLUTEN EN HUESCA

Lo cierto es que hemos llegado a un punto en Huesca en que no se identifica en las puertas de los restaurantes que hay productos aptos para celiacos con la pegatina de la espiga barrada porque en todos encuentras cerveza o algo de comer, vamos que es lo normal que un celiaco pueda tomarse algo, y eso para los de fuera puede generar confusión porque piensan lo contrario, que no tienen nada. 

Así que de aquí mi orgullo celiaco y mi más sincero agradecimiento a Tu Huesca, a la agencia de comunicación  En Destino y a la Asociación Celiaca Aragonesa organizadoras de las Jornadas porque permitieron dar a conocer las bondades sin gluten de Huesca tanto a propios como a extraños. Por apostar por los celiacos de Huesca y por los de fuera y por hacer de Huesca un punto de encuentro para unos orgullosos celiacos que a partir de estas Jornadas recordarán las maravillas sin gluten de una ciudad como la nuestra.

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email