miércoles, 28 de enero de 2015

El estado anímico influye en mi segundo embarazo sin gluten.

Mi segundo embarazo como véis está pasando algo desapercibido en el blog . Pero no así en mi vida diaria. Desde los tres meses tengo un tripón tremendo, así que ahora con 6 ni os cuento. Parece que estoy ya cumplida de fecha. Estoy muy muy cansada, esto ha sido así desde el primer día de embarazo. Mucho sueño, sed y haaambreee de dulce sin gluten.


EL ESTADO ANÍMICO AFECTA AL ESTOMACAL

Tener otro hijo influye, claro que si. Porque te marca un ritmo diferente. No te deja casi darte cuenta de lo que pasa y además si se une a que está empezando la guardería que lo pilla todo, todo, todo... pues ahí tienes el cansancio acumulado y el agotamiento.

Esto creo que ha sido el principal impedimento para poder llevar la dieta celiaca marcada por Júlia en este segundo embarazo, y es que el estado anímico afecta al estado estomacal, el hambre, la contención, las ganas de dulce, de picar, de comer, de saciar el cansancio con comida. No he podido, no he sido capaz de llevar una dieta sana y equilibrada. El dulce me ha podido, lo confieso Júlia.

UN KILO DE MÁS Y VUELTA A APUNTAR LO QUE COMO

Aún así puedo estar contenta de que sólo estoy un kilo por encima de lo que pesaba a estas alturas de embarazo (semana 27 cumplida) en el anterior. Os recuerdo que comencé con 65,5 kg, lo mismo que el anterior y ahora peso 72,8, mi brazo mide 29 cm, lo que quiere decir que no he engordado grasa sino tripa porque mide lo mismo que al principio e incluso menos que en el anterior, y mi tripa mide 102 cm, 3 cm más que en el primero por estas fechas.

Estoy contenta por ello pero soy consciente de que debo controlarme. Así que los próximos 15 días voy a apuntar de nuevo lo que como para poner de nuevo orden en mi cuerpo celiaco. No queda otra para controlar la dieta. Aunque ya le he dicho a Júlia que me han regalado un molde para gofres y sería un pecado no utilizarla o no catarlos. Entiendeme...


ENLACES RELACIONADOS

Horario inglés con tres desayunos sin gluten

Historias embarazosas: Orden en mi cuerpo celiaco ¡YA!

Historias de una celiaca embarazada: 73 kilos y apuntando todo lo que como

lunes, 19 de enero de 2015

Empanadico sin gluten

Tengo tantas cosas en el tintero de las que haceros partícipes y tan poco tiempo para escribir que, aunque sea con retraso porque las fechas navideñas ya han pasado, no quiero dejaros sin la receta de este postre que en Aragón se toma por navidad. Es el empanadico de calabaza, que es verdaderamente imposible comprar uno sin gluten. Por fin me atreví a hacerlo con ayuda de una prima y me salió realmente bien. 

Lo hice hace tiempo con la súper calabaza que compré para el 1 de Noviembre, noche de Halloween, y con la que hice unos espectaculares buñuelos sin gluten. Me reservé un poquito de calabaza e hice un par de empanadicos. Uno me lo zampé y el otro lo congelé para la navidad.

Así que os dejo la receta para que probéis en casa ya sea con las calabazas que compréis para el próxiimo día de Halloween o para la próxima Navidad ¡o para este fin de semana mismo!


INGREDIENTES PARA 2 EMPANADICOS DE CALABAZA SIN GLUTEN

-1/3 vaso de leche
-1/3vaso de  los de vino de anís
-4 cucharadas de azúcar
-1 cucharada de sal
-1 sobre de levadura
-1/2 kilo de harina

ELABORACIÓN

Se calienta la leche, el anís, el azúcar y la sal todo junto sin que llegue a hervir. Una vez fuera del fuego se le añade el sobre de levadura. En un recipiente a parte se pone medio kilo de harina sin gluten y se vierte la mezcla anterior. Se amasa un poco con las manos o con una cuchara de palo y se le añade un vaso de aceite caliente en el que se ha frito anís en grano.









Se corta la masa en dos trozos y se estira bien con el rodillo (ya sabéis que se rompe bastante nuestra masa sin gluten así que hay que tener maña para unir y pegar), se le echa un poco de aceite y también azúcar mezclado con canela en abundancia.

Se pone una capa de calabaza cortada muy fina en la mitad de la masa y se vuelve a echar canela mezclada con azúcar. Se ponen piñones y pasas y se cierra el empanadico. Por encima se le hecha aceite y azúcar y se pincha con un tenedor para que se hinche al cocerlo.

Se pone al horno a 170º que se vaya haciendo lentamente hasta que vemos que se dora. De base para el horno se pone en la placa un papel de cocina y al sacarlo se pone encima de un cartón y así no se pega.

He de deciros que estaba más bueno al día siguiente que en el día porque se empapó la masa y no estaba tan crujiente como al principio. Así que si puedes aguantar... te lo recomiendo.

ENLACES RELACIONADOS


jueves, 15 de enero de 2015

Orgullo celiaco

Pocas veces oiréis a un celiaco decir que está orgulloso de serlo y yo me encuentro en una de esas pocas veces. Asi que os propongo que pongamos fecha para celebrar el día del orgullo celiaco ¿Por qué no?. Yo estoy orgullosa de ser celiaca de Huesca. Como suele pasar siempre, hasta que no vienen de fuera y te lo dicen, no eres totalmente consciente de ello. A ver... que yo consciente era, porque cuando he salido de viaje me he dado cuenta de que fuera de Aragón el mundo celiaco es mucho más complicado.

 Pero un fin de semana paseando con los bloggers celiacos Top por Huesca en las "I Jornadas especializadas en enfermedad celiaca y dieta sin gluten" me ha servido para despertar de mi letargo celiaco y mentalizarme de lo bien que nos cuida la hostelería de Huesca.

BLOGEROS CELIACOS EN LAS I JORNADAS DE ENFERMEDAD CELIACA EN HUESCA

Ricardo de Celiaco a los 30, Ana y Víctor de Caminar sin Gluten, Nuria de Celiacos, Lourdes de la Cocina de Pikerita, Carmen de Destinos sin gluten y Bárbara de Cocina Sin recorrimos varios restaurantes de la ciudad probando sus tapas. No os podéis imaginar las caras de sorpresa de todos los nombrados al ver semejante variedad de tapas sin gluten, además de poder disfrutar en todos ellos de una cerveza sin gluten.

A mi no me sorprendía nada, debía ser la costumbre, pero conforme avanzábamos me dí cuenta del enorme esfuerzo que ha realizado en los últimos años la hostelería de Huesca para conocer y adaptarse a la cocina sin gluten. Que no es nada fácil y merecen que se les reconozca y que les estemos muy agradecidos.

¿CELIACA DE LAS DE HUESCA?

Recuerdo una ocasión en la que un chico al saber que era celiaca me preguntó con ironía ¿Eres celiaca de las de Huesca? Como si perteneciese a una tribu diferenciada. Y es que el área de digestivo del Hospital San Jorge de la ciudad llevó a cabo una investigación sobre celiaquía en la que se diagnosticaron cientos de casos, lo que obligó a los hosteleros a ponerse al día con la celiaquía, porque era raro el día que no daban de comer a dos o tres celiacos, como nos comentó el director del Hotel Pedro I.


NIVELAZO SIN GLUTEN EN HUESCA

Lo cierto es que hemos llegado a un punto en Huesca en que no se identifica en las puertas de los restaurantes que hay productos aptos para celiacos con la pegatina de la espiga barrada porque en todos encuentras cerveza o algo de comer, vamos que es lo normal que un celiaco pueda tomarse algo, y eso para los de fuera puede generar confusión porque piensan lo contrario, que no tienen nada. 

Así que de aquí mi orgullo celiaco y mi más sincero agradecimiento a Tu Huesca, a la agencia de comunicación  En Destino y a la Asociación Celiaca Aragonesa organizadoras de las Jornadas porque permitieron dar a conocer las bondades sin gluten de Huesca tanto a propios como a extraños. Por apostar por los celiacos de Huesca y por los de fuera y por hacer de Huesca un punto de encuentro para unos orgullosos celiacos que a partir de estas Jornadas recordarán las maravillas sin gluten de una ciudad como la nuestra.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Nuevo desastre con las magdalenas sin gluten

Nada chicos, que está visto que las magdalenas sin gluten no son mi fuerte pero no voy a parar hasta que me salgan. Ni con la ayuda de Bruno han salido oye. La verdad es que simplemente he adaptado la receta de la tarta de manzana a los moldes de las magdalenas, pero no ha habido suerte.

UN RESULTADO POCO DECENTE

Tenía un montón de manzanas en la despensa y tenía que hacer algo con ellas así que decidí implicar a Bruno en la cocina por primera vez e intentar con las magdalenas. Pero el resultado no ha sido ni siquiera decente.

No han subido. Se han quemado por debajo y es imposible despegarlas. Pero el buen ratico y lo bien que se lo pasó Bruno con las cáscaras de los huevos no nos lo quita nadie.


UN CONCINERO SIN GLUTEN DE PRIMERA

Me gusta que Bruno trastee con las cosas de la cocina, que se familiarice al menos, ya que aprender aprender... no se si aprenderá mucho conmigo, pero por eso yo ahora tengo que empeñarme y esforzarme para que sea un cocinero sin gluten de primera. Así que a nuevo intento, nuevas noticias.


ENLACES RELACIONADOS


martes, 2 de diciembre de 2014

Kuky´s Place, sabor americano sin gluten

Comer, comer... qué gran placer. Siempre digo que no hay que dejar las quedadas con amigas. Que si no pueden ser para cenar, se queda a desayunar o a lo que haga falta. 

Nosotras hemos cambiado nuestras quedadas nocturnas a matinales pero tengo esta guardada en el recuerdo y no puedo dejar de enseñárosla. ¡Todo sin gluten, si!

UNA HAMBURGUESA COMO ESTA NO SE OLVIDA FÁCILMENTE

¿Cómo se me iba a olvidar? De ninguna manera. Una hamburguesa como esta no se borra de la mente de un celiaco con facilidad. Ni unos nachos como estos, ni unas patatas fritas ¡ni un postre como este! Y no, no me estoy volviendo loca. Bueno, en ese momento si. En aquel momento, cuando vi todo encima de la mesa no voy a negar que si que me volví un poco loca. ¡No podía parar de comer y de preguntar si podía ser cierto!

ESTE KUKY´S ES MUCHO KUKY´S SIN GLUTEN

Este Kuky´s es mucho kuky´s. El Kuky´s Place es un restaurante de estilo americano situado en Zaragoza que a mi parecer es de vista obligada para un celiaco. Hay pocos sitios en los que te puedas comer una hamburguesa sin gluten en condiciones con un acompañamiento digno y un buen postre. Y aquí aprueban con nota.  

PD.Tengo que volver un día de estos, antes de que mi cuerpo se vea obligado a dejar los atracones o la comida por impulsos.

ENLACES RELACIONADOS

Historias embarazosas: Orden en mi cuerpo celiaco ¡YA!

Celiacos, si no se puede salir a cenar... se sale a desayunar











Share it

Follow by Email