martes, 3 de marzo de 2015

A lo que obliga ser celiaco.

Me gustaría saber si las personas no celiacas se ven obligadas a comer productos que no les gustan o que no son su primera referencia. Me refiero a si se ven obligados a comer pan sin sal porque en su tienda habitual no tienen con sal, por poner un ejemplo. Porque un celiaco, o al menos en mi caso, se ve muchas veces obligado a comer otro pan sin gluten porque el que le gusta en muchas ocasiones no lo tienen en el establecimiento al que va a habitualmente a comprarlo porque es el distribuidor. Y la verdad es que esto es desesperante. 

Es en estos casos cuando comprendo a estos celiacos que de por sí están malhumorados o se quejan constantemente por la situación del colectivo. Porque uno puede pasar por alto muchas cosas o tomarse con humor otras, pero que no tengan pan sin glulten durante cuatro o cinco o días en un estableciemiento en el que es fácil llevar una contabilidad de cuánto se vende de un producto, o de pedir antes de que se acabe de verdad que no lo entiendo ¿Porque en los supermercados se dedican a esto no?


Esta dejadez con los celiacos de verdad que me ha enervado como hacía tiempo que no lo hacía. Son varias ya las ocasiones en las que me quedo sin pan durante varios días porque no les queda. Y no me quejo del trato con el cliente que ha sido siempre rápido y amable vía Twitter e insitu, que se lo agradezco, pero a mí ya no me basta.

Y que me ofrezcan una alternativa con pan de otra marca para cuando no hay del que compro normalmente tampoco. ¿Se ve obligado un no celiaco a comer pan de molde porque no hay pan de barra en la tienda? ¿A que no?. Pues en los celiacos es una constante, al menos yo muchas veces tengo que comprarme pan de molde para evitar comer sin pan, aunque no es santo de mi devoción ni de mi paladar. Pues a esto te obliga ser celiaco.
 ENLACES RELACIONADOS




martes, 24 de febrero de 2015

Cambiando el chip en la dieta sin gluten


Una vez superada la curva larga de la glucosa puedo deciros que no es para tanto. Ni el líquido ese que te dan es tan malo como dicen, ni la espera se hace tan larga como dicen. Lo que si se hace más duro son los cuatro pinchazos que te clavan para sacarte sangre, esos si me llegaron al alma, unos más que otros.

He estado dos días esperando los resultados y finalmente han salido bien. No tengo diabetes gestacional. Estaba algo preocupada porque durante este embarazo he comido mucho, pero mucho dulce, y pensaba que eso podía haber influido, pero no ha sido así. 

POR SI LAS MOSCAS ...

Durante estos dos días de espera de resultados, por si las moscas y antes de que me lo prohibiesen, me hice un pastel de chocolate y fresas sin gluten que me supo a gloria bendita (Con el bizcocho de la medida del yogur)

Pero hoy y después de mi cita con Júlia, nutricionista de Alimmenta, he decidido que tengo que cambiar el chip.


No puedo seguir con esta ingesta de dulces sin gluten a gran escala. Así que he vuelto a los zumos de frutas. Y tengo que recuperar los largos paseos y la piscina como sea, además de reducir la ingesta de coca cola porque tengo una adicción total. 

PERMITIDA LA TARTA DE MANZANA SIN GLUTEN

Lo que si me ha dejado Júlia es la tarta de manzana porque es bastante light. Eso sí, comiéndola en el desayuno y la merienda y no a todas horas, como estaba haciendo hasta ahora que una vez hecha me dura dos días, porque como y como hasta que se acaba.

ENLACES RELACIONADOS

Siempre con el dulce sin gluten en la boca

El estado anímico influye en mi segundo embarazo sin gluten

Tarta de manzana sin gluten para torpes en la cocina

Porque no todos valemos para todo... bizcocho sin gluten (con la medida del yogur)

martes, 17 de febrero de 2015

Julia responde: "Con la dieta sin gluten tengo menos energía"

El diagnóstico de la enfermedad celiaca genera muchas dudas. Como la de esta celiaca que pregunta por la falta de energías a raíz de comenzar con al dieta sin gluten. Yo recuerdo que al principio tenía mucho frío. Sí, aunque parezca raro. Y aún lo tengo, no se si a alguien más le pasa. Lo pregunté pero la respuesta siempre ha sido que no tiene nada que ver, pero yo noto que desde que llevo la dieta sin gluten tengo que tomar cosas más calientes, como infusiones, para templar mi cuerpo. Dudas como éstas son las que podéis preguntar a Júlia a traves de Historias celiacas. Así que Júlia, ¿podrás resolver mi duda?




ENLACES RELACIONADOS

Julia responde: ¿Qué puedo hacer para engordar?

Julia responde: ¿Es bueno eliminar el pan sin gluten de la dieta?

Julia responde: ¿Puede adelgazar un celiaco con una dieta sin gluten?

martes, 3 de febrero de 2015

Magdalenas de limón y semillas de amapola sin gluten

No me puedo creer que hayan pasado tantos días desde que hiciera estas magdalenas y que no os lo haya contado. ¡Pero esi es un notición! Cómo se me puede haber pasado. ¡Me han salido las magdalenas de limón y semillas de amapola sin gluten! Si, si. Así es. Después de varios intentos alguna vez tenían que salir bien. La receta es de Momentos sin gluten y es bastante sencilla.

Llevo varios viajes a Carrefour y ya no venden unas muffins sin gluten de limón y semillas de amapola que me encantan, así que decidí hacerlas yo y el resultado no ha estado nada mal. 

Os dejo la receta.
 Ingredientes:
  • 2 huevos
  • 125 gr de azúcar
  • 125 gr de harina ( Mix de Schar)
  • 60 gr de Maizena
  • 110 ml de aceite de oliva suave
  • 90 ml de leche (yo sin lactosa y semidesnatada)
  • 8 gr de levadura en polvo ( Hacendado)
  • Ralladura de un limón
  • 1 Cucharada y media de semillas de amapola
Elaboración:
  1. En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que espume.
  2. Añadimos el aceite y la leche y seguimos batiendo.
  3. Tamizamos la harina, la maizena y la levadura. Lo agregamos a la masa y mezclamos.
  4. Añadimos la ralladura de limón y las semillas de amapola y mezclamos.
  5. Dejamos reposar la masa 20-30 min.
6. Precalentar el horno a 180º. 
7. Rellenamos las cápsulas de las magdalenas 3/4 partes.
8. Las metemos al horno y las dejamos 25 min a 180º. 

miércoles, 28 de enero de 2015

El estado anímico influye en mi segundo embarazo sin gluten.

Mi segundo embarazo como véis está pasando algo desapercibido en el blog . Pero no así en mi vida diaria. Desde los tres meses tengo un tripón tremendo, así que ahora con 6 ni os cuento. Parece que estoy ya cumplida de fecha. Estoy muy muy cansada, esto ha sido así desde el primer día de embarazo. Mucho sueño, sed y haaambreee de dulce sin gluten.


EL ESTADO ANÍMICO AFECTA AL ESTOMACAL

Tener otro hijo influye, claro que si. Porque te marca un ritmo diferente. No te deja casi darte cuenta de lo que pasa y además si se une a que está empezando la guardería que lo pilla todo, todo, todo... pues ahí tienes el cansancio acumulado y el agotamiento.

Esto creo que ha sido el principal impedimento para poder llevar la dieta celiaca marcada por Júlia en este segundo embarazo, y es que el estado anímico afecta al estado estomacal, el hambre, la contención, las ganas de dulce, de picar, de comer, de saciar el cansancio con comida. No he podido, no he sido capaz de llevar una dieta sana y equilibrada. El dulce me ha podido, lo confieso Júlia.

UN KILO DE MÁS Y VUELTA A APUNTAR LO QUE COMO

Aún así puedo estar contenta de que sólo estoy un kilo por encima de lo que pesaba a estas alturas de embarazo (semana 27 cumplida) en el anterior. Os recuerdo que comencé con 65,5 kg, lo mismo que el anterior y ahora peso 72,8, mi brazo mide 29 cm, lo que quiere decir que no he engordado grasa sino tripa porque mide lo mismo que al principio e incluso menos que en el anterior, y mi tripa mide 102 cm, 3 cm más que en el primero por estas fechas.

Estoy contenta por ello pero soy consciente de que debo controlarme. Así que los próximos 15 días voy a apuntar de nuevo lo que como para poner de nuevo orden en mi cuerpo celiaco. No queda otra para controlar la dieta. Aunque ya le he dicho a Júlia que me han regalado un molde para gofres y sería un pecado no utilizarla o no catarlos. Entiendeme...


ENLACES RELACIONADOS

Horario inglés con tres desayunos sin gluten

Historias embarazosas: Orden en mi cuerpo celiaco ¡YA!

Historias de una celiaca embarazada: 73 kilos y apuntando todo lo que como

Share it

Follow by Email