viernes, 21 de noviembre de 2014

Si la empanada son palabras mayores... ¡empanadillas!

Hoy necesitaba un empujoncito glutenero. Una persona cercana  no lo está pasando bien y necesitaba echarme un poco de alegría al cuerpo o al menos tener mi cabeza ocupada, así que he decidido hacer empanadillas. 

AÑOS ESPERÁNDO UNA EMPANADA DE ATÚN

Llevo mucho tiempo, años incluso, queriendo comer una empanada de atún. Desde que soy celiaca sólo en una ocasión la he podido catar gracias a una amiga celiaca que la cocinó en una cena. ¡Estaba de vicio!

Así que hoy he visto la ocasión. Cuando la empanada son palabras mayores, enfrentémonos a las menores ¿no? ¡La empanadilla! Me han resultado más fáciles de lo que pensaba así que no descarto lanzarme a la empanada un día de estos. 

La masa sin gluten siempre es más difícil de trabajar, sobre todo al extenderla porque se rompe con facilidad, pero no os desaniméis si probáis a hacerlas porque salen riquísimas.


INGREDIENTES
  • 150 gr. de harina sin gluten (He usado la de pan de Schar)
  • 100 ml. de agua
  • 100 ml. de vino blanco
  • ½ cucharadita de sal
  • 25 gr. de mantequilla o margarina
  • 200 gr. de atún
  • 100 gr. de tomate 
  • 1 huevo duro
  • Aceite de oliva
ELABORACIÓN

1. Calienta el agua con el vino, la sal y la mantequilla. Cuando hierva mézclala con la harina hasta hacer una masa homogénea
2. Tapa la masa con un paño húmedo y déjala reposar 20 minutos.
3. Extiéndela con un rodillo hasta que la masa quede bastante fina (no olvides espolvorear antes harina encima de la mesa) y con un vaso corta los círculos.
4. Pica la cebolla y dórala en una sartén con un poco de aceite caliente, cuando esté transparente añadir el atún y el tomate.
5. Echa la mezcla de atún en un bol y añade el huevo duro troceado
6. Rellena cada círculo de masa con una cucharadita del relleno
6. Para cerrar la empanadilla pon un poquito de agua en los bordes, ciérralos y aplastalos con los dientes de un tenedor
7. Fríe en una sartén con abundante aceite hasta que estén doraditas vuelta y vuelta y ponlas en un planto con papel de cocina para que chupe el aceite. 

¡Y a comer!


*Como podéis ver mis empanadillas han salido redondas y es que el vaso que elegí se quedó pequeño así que junté dos círculos de masa en cada empanadilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email