martes, 29 de noviembre de 2011

Un celiaco en el Hospital

Va un celiaco al hospital... si, tiene pinta de chiste pero no lo es. Recientemente pasé una noche en el hospital Miguel Servet de Zaragoza para hacerme una pequeña intervención. Nada grave. Y me sorprendió gratamente el menú que me sirvieron. Por eso le hice fotos a todos los platos y puedo mostraros aquí como nos cuidan los hospitales aragoneses a los celiacos. ¿También sería que no lo hicieran no? Porque si no fuera así, mal iríamos llevandonos la comida para una estancia hospitalaria de varios días.

CELIACA PRECAVIDA VALE POR DOS

Aún así he de reconocer que me llevé galletas saladas, unas chuches y frutos secos. Porque otra cosa no, pero precavida una celiaca debe serlo siempre. Bueno, no os digo más, hasta me llevé un pijama, porque tal y como están las cosas… pensaba que no me iban a dar. Me dieron si, uno de esos camisones con aireación trasera. Así que en cuanto pude me puse el mío.

PARA CENAR...

Para cenar: judías verdes con patatas y tortilla de patata. Prestar atención a las etiquetas, el precintado de los platos, el pan sin gluten (de molde de Beiker)… Era la primera vez que permanecía en el hospital desde mi diagnóstico y la verdad no esperaba mucho, pero oye, me llevé una gran alegría.

EN EL DESAYUNO...

Para desayunar si que eché en falta unas tostadas con mantequilla y mermelada como mi compañera de habitación no celiaca. No se para qué tanta fruta…

Y este fue mi menú durante mi corta estancia. Me comí las galletas saladas, las chuches y los frutos secos, todo. No por la cena, si no por el hambre que pasé el día que ingresé, que tenía que ir en ayunas a la intervención y después hasta que llegó la cena a mi estómago se le hizo eterno...






5 comentarios:

  1. jo pues que suerte! yo gracias a Dios solo me han operado dos veces, y las dos veces me he ido con el tupper, porque a pesar de indicarlo por activa y por pasiva, y ponerme un cartel en la cama indicando "SOY CELIACA" pues me traian el menu con gluten, en un hospital!!! la bomba!!
    asi que la proxima vez que tenga que ir, que espero que sea dentro de muchiiisimo tiempo, me llevare mi tupper, porque mi experiencia me hace no fiarme

    ResponderEliminar
  2. Yo cuando nacio mi nene me quedé sin cena la primera noche! Ingresé para provocar el parto y lo pusieron en la ficha pero no pasaron la nota a la cocina, y cuando subí a la habitación la cocina estaba cerrada y las bandejas listas "por si acaso" eran todas "con". Menos mal que una es precavida y me dejé unas lentejas preparadas antes de salir de casa, jeje. Eso sí, para compensar para el desayuno tuve medio paquete de panini de schar, un paquete entero de galletas, mermelada, mantequilla y queso fresco... increible, eh? Sería porque era la mañana de la noche de reyes y me habia perdido el cheque bebe por cuatro dias.... premio consolación

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que tu intervención no fuera grave y que pudieras hacer tan buen reportaje.

    ResponderEliminar
  4. Si es que los celiacos valemos un valer! Somos agradecidos, precavidos.... y todo sin quejarnos (buenos esto último no es del todo cierto) Ya siento vuestras experiencias negativas, yo al parece he tenido mucha suerte.

    ResponderEliminar
  5. Esperemos que estés bien. Mejor llevar comida por si acaso, pero te alimentaron bien :)

    Lo de la fruta es por lo de las 3 piezas de fruta, no?? Así ya te las comes en el desayuno y te olvidas... jajaja. Eso creo que fue por qué no sabían que ponerte...

    Las recetas de Glutoniana

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email