lunes, 4 de julio de 2011

PARA SER UN BUEN CELIACO HAY QUE SABER MENTIR

Qué duro es ser celiaco cuando llegas de visita a casa de tu suegra, de una tía encantadora o de una amiga amante de los dulces caseros que se empeña en recibirte con un bizcocho sin gluten. Un bizcocho que nunca había hecho antes con nuestras harinas.

Ese bizcocho que cuando te lo echas a la boca es como comerte un polvorón a 40 grados a la sombra. De esos que se atascan en la garganta hasta dejarte sin respiración y que hasta con agua cuesta pasarlo. De esos que necesitan un par de palmaditas en la espalda para conseguir que baje al estómago y empiece a digerirse cuanto antes porque notas la pesadez hasta 3 horas después.

Y tú sonriendo y comiendo un pedazo tras otro mientras dices: “qué bueno está. Muchísimas gracias por el detalle pero no tendrías que haberte molestado”. Y mientras piensas: “hay que ver lo hipócrita que soy, y qué bien lo hago. Ojala mintiese tan bien en las entrevistas de trabajo”.

Así somos los celiacos, agradecidos. ¡A la fuerza ahorcan! A ver si vas a decir lo contrario, que ese bizcocho es incomible y te van a llamar desagradecida, antipática, grosera, ñoña… cuando no rarita, especial, difícil… y se convierte en el bizcocho de la discordia.

Por eso, he decidido recomendar este bizcocho de calabacín de fácil elaboración para aquellos familiares, amig@s, suegr@s… que quieran sorprender a un celiaco positivamente, porque lo contrario no nos sorprendería. Estamos más que acostumbrados.

¡Suerte!

BIZCOCHO DE CALABACÍN IBICENCO


Esta es la receta del bizcocho de calabacín sin gluten que una amiga me hizo para darme la bienvenida a la isla de Ibiza. ¡Tremendo! Éste si que me sorprendió de verdad.



INGREDIENTES:
2 Tazas de azúcar
1 Taza de aceite vegetal
3 y ½ Tazas y de harina de maíz
1 Cucharadita de sal
2 Tazas de calabacines rallados
1 Sobre de gaseosa (parte azul y blanca)
1 Cucharadita de canela
2 Huevos

Opcional:
1 Cucharadita de vainilla
¼ de taza de nueces
¼ de taza de pasas

ELABORACIÓN

Mezclar huevos, azúcar y aceite en un recipiente bien grande. Poner en un bol la harina y mezclar con la vainilla, sal y gaseosa. Mezclar y agregar los ingredientes secos (lo opcionales) y los calabacines rallados alternando, mezclar bien. Verter en un molde forrado con papel de horno (vegetal). Cocinar a horno fuerte unos 45/50 minutos.

6 comentarios:

  1. Qué razón tienes.. yo miento diciendo que la niña es un poco especial y me lo como yo como agradecimiento.
    Por cierto... estoy apuntando la receta porque la pienso hacer pero me falta un dato... ¿3 huevos?

    ResponderEliminar
  2. Hola Celia!
    Has probado alguna vez bizcochos de zanahorias y de calabaza, seguro que si los preparas con tus harinas te van a gustar, a mi me encantan. Por mi parte ya me está apeteciendo cocinar este de calabacín, ya te contaré.

    Por cierto, aunque no entro desde hace 4 meses al blog, ya va siendo hora de tomarnos un té fresquito y, porque no, acompañarlo de un dulce especial para tí y para Susana, otra amiga blogera que es celíaca y a la que también he visto por aquí, pero para eso tendría que copiar esta o alguna de vuestras recetas, ¿que te parece? ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que si, cuando quieras nos lo tomamos que con este calor un tecito con hielo y hierbabuena, mmmm, rico, rico. Y ya no hablo del bizcocho de calabacçin y zanahoria, rico rico, como dice Arguiñano.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo no me callo ni una jajaja. Sinó se creen que lo hacen rico y luego te sacan el pastel cada vez que vas jajaja. Bueno de hecho es mi madre la única que me prepara algo y si le sale mal ella misma lo ve. Pero siempre valoro mucho su esfuerzo cuando llego a su casa y encuentro cositas que ha preparado para mí.

    Lo que me dió una rabia horrible fue el otro día con unos familiares que no paran de regalarme cosas dulces, se creen que todo lo que pone sin gluten tiene que gustarme. Al final les intento decir que el chocolate no me gusta, que mejor que me regalen un paquete de harina que es lo que hago servir más.

    El otro día hicieron un comentario totalmente fuera de lugar... que que tiquismiquis que era con algunas marcas. No pude más y le contesté: "anda, tu te comes absolutamente lo que hay en el supermercado y te gusta todo todo todo". Borde sí, pero ya me tenían harta jajaja.


    Las recetas de Glutoniana

    ResponderEliminar
  5. Yo también soy a veces un poco descarada, pero claro ya que te lo hacen... hay que agradecerlo. Recuerdo que la última vez que me pasó esto fue en una visita a los padres de una amiga que me compraron unas galletas para acompañar al te. Unas galletas que ya había probado y que una tía mía me había regalado hasta en tres ocasiones hasta que le dije que no me gustaban. Bueno pues con estos amigos les dije que las devolvieran, que se lo agradecía mucho pero que eran muy malas. Oye y todos contentos.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email