miércoles, 5 de septiembre de 2012

La aventura de comerse una hamburguesa sin gluten


La semana pasada fui con dos amigas celiacas a cenar a una hamburguesería nueva que han abierto cerca de mi casa en Zaragoza. Se llama La Miga (vaya nombre para que se acerque un celiaco ¿eh?) y en la carta ponía que tenían hamburguesas para celiacos. Y las tenían, tantas que si querías un hot dog o uno de los bocadillos de la carta a los celiacos nos lo ponían en el pan de hamburguesa. 

      AVENTURA SIN GLUTEN

Fue toda una aventura. Aquí os dejo en imágenes los problemas con los que nos encontramos conforme íbamos avanzando. Los malabares celiacos nos ayudaron mucho, también la flexibilidad en codos y muñecas, el grado de apertura de las mandíbulas, una lenguas viperinas (sin maldad), la poca vergüenza en un restaurante repleto y el hambre, que hace mucho.  




ENLACES RELACIONADOS

Así clasificamos los restaurantes los celiacos

De ilusiones no come un celiaco

Comida vegetariana apta para celiacos (La Birosta, Zaragoza) 

Bacanal sin gluten en el restaurante Cacao (Monzón) 

Olé la cena de Navidad sin gluten en el Restaurante La Granada (Zaragoza)

Sablazo celiaco en Casa Samper en Salas Altas (Huesca)

La artillería pesada en restaurantes sin gluten, el Tío Jorge

Otra vez me han envenenado y ¡por 136 euros!









3 comentarios:

  1. jaja, el nombre le viene al pelo, porque no nada que se esmigue más que el pan celiaco.
    Pero estaba buena, no? pues eso es lo importante.

    Ya me dirás dónde está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba de miedo!
      En la calle Un desayuno con diamantes, en Zaragoza.

      Eliminar
    2. Estaba de miedo!
      En la calle Un desayuno con diamantes, en Zaragoza.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email