viernes, 20 de julio de 2012

Trucos celiacos para unas vacaciones sin gluten (Londres)


Mi primer viaje al extranjero como celiaca fue a Londres. No hacía ni 15 días que me habían diagnosticado y estaba en shock. En aquel tiempo adelgacé 3 o 4 kilos porque no tenía ni idea de lo que podía y no podía comer. ¿Quién iba a pensar que algunos chicles o incluso el té de sabores llevan gluten?  

Os aseguro que emprender un viaje al extranjero con una limitación en la dieta que no comprendes ni tú es bastante complicado. Entre que no sabia aún muy bien lo que podía y no podía comer, que el idioma me entorpecía en las explicaciones, que me faltaba vocabulario en inglés, que el camarero no sabía lo que era un celiaco y yo en aquel entonces tampoco… os podéis hacer una idea de la situación. Un poco angustiosa.

UNA HOJA EN INGLÉS ME SALVÓ

Mi salvación fue que en la Asociación Celiaca Aragonesa me facilitaron un escrito en inglés  que describía la celiaquia, lo que podía comer y cómo lo podía comer. Así que en cada restaurante que entraba sacaba el papelito y arreglado. Después intentaba como podía resolver dudas con mis carentes conocimientos sobre el gluten. 

PROVISIONES EN EL BOLSO ... POR SI ACASO

Por suerte pude arreglármelas bien. En los supermercados Tes-Co y Sainsbury´s había muchos productos sin gluten. Para las meriendas y picar entre horas hacía acopio de provisiones y llevaba un buen surtido en el bolso. Además, por si acaso también llevé algunas cosas en la maleta. Algo habitual entre los celiacos. Sin ir más lejos, una amiga celiaca viajaba  ayer a París y se ha dejado los tacones aquí para llevar magdalenas y hasta un bocata de chorizo en la maleta. Por si acaso claro.

RESTAURANTE FIFTEEN SIN GLUTEN

En cuanto a restaurantes nos gustó mucho el Fifteen. Es el restaurante de Jamie Oliver, un cocinero inglés muy famoso que tiene un programa de cocina en la televisión. (Recientemente hice un postre suyo con el que quedé genial) Además, todos los trabajadores del restaurante son jóvenes estudiantes. 

Hicimos la reserva con varias semanas por Internet. Nos apetecía mucho ir y cuando me dieron el diagnóstico valoramos si cancelar, pero al final decidimos que adelante. ¡Y no me arrepiento! Tiene varios menús dependiendo de si tomas uno o dos platos y postre. Nosotros tomamos el de 28 euros. Saqué mi papel, me expliqué como pude y al final comí sin gluten. 

¡SUERTE EN VUESTRA VACACIONES SIN GLUTEN CELIACOS!

Salir de vacaciones sin gluten puede ser tan fácil o tan complicado como tú quieras hacerlo. Creo que con buena disposición por nuestra parte y con un poco de comprensión y amabilidad por la del resto (y del resto me refiero hoteles, restaurantes, tiendas y cafeterías...) unas vacaciones pueden ser mucho mejores de lo que un principio habrías esperado. Lo malo de todo esto, como siempre, es que dependes de los demás y no todo es tan fácil ni tan idílico. ¡Suerte en vuestras vacaciones sin gluten celiacos!


ENLACES RELACIONADOS








2 comentarios:

  1. Mmmm.. que rico Fifteen de Jamie Oliver. Mi marido y yo estuvimos viviendo en Londres tres años y la verdad que nos pareció mucho más fácil encontrar sitios para comer sin gluten que en España.

    Besos
    M

    ResponderEliminar
  2. Yo lo pasé bien, a pesar de que estaba recién diagnosticada puede sobrevivir a Londres.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email