lunes, 27 de febrero de 2012

¿Qué lleva una celiaca en el bolso?

Así queda el bolso de una celiaca después de un fin de semana fuera de casa. Y eso que el viaje fue a Barcelona, aquí al lado, que si llega a ser un poco más lejos ni una bolsa de basura le supera. Todo tiene su explicación, aunque no sirva de excusa.

CUANDO UNA CELIACA SALE DE CASA...

Cuando una celiaca sale de casa por un periodo de tiempo que abarca varias comidas, el bolso se convierte en el carro de la compra. Porque otra cosa no pero previsores los celiacos somos, que a la fuerza ahorcan. Hay que pensar en el desayuno, porque depende de donde vayas solo podrías tomar la bebida. Unas magdalenas servirán. Para el almuerzo un bocadillito en papel de plata. Por si te apetece algo dulce, unas galletitas. Para comer, un panecillo sin gluten. Para merendar un bocadillito y una fruta por si me apetece.

DE ILUSIONES NO COME UN CELIACO

Y ya está. Así sale una celiaca de casa que parece que se va a la selva. Como vayas pensando que ya comprarás algo por ahí, el día puede acabar muy mal. Os lo digo por experiencia, que de ilusiones no come un celiaco. A mí el hambre me causa mal humor y el que venga conmigo puede pasar un día terrorífico.

Y claro, con tanto papel, tanto envoltorio, tanta galleta y tanto residuo el riesgo de que tu bolso acabe siendo la papelera municipal es muy alto.

7 comentarios:

  1. jejeje la verdad es que mi bolso se parece al tuyo! :p

    ResponderEliminar
  2. Es exactamente igual que mi bolso este fin de semana pasado en Sevilla, a este añadele una lista de sitios donde puedes comprar productos sin y comer;yo siempre la hago antes de viajar para que no me piyen en bragas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Va a ser que nos pasa a muchas (no sé si a muchos también....). Mi bolso anda más o menos igual, me temo....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cuando pensé publicar este post temí que fuera la única. Sabía que todas vamos cargadas en el bolso con cosas pero no si terminaban igual. Gracias Restaurantes sin gluten, Maizena y Susana por el comentario. ¿Los chicos como hacen? A ver si se animan a comentar...

    ResponderEliminar
  5. Y ni que hablar si viajas con una hija celíaca a pasar unos días en casa de familiares en un pueblo del interior de un país del sur...ahí llevas un pequeño surtido por si acaso!
    Saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  6. Bueno entonces ya vas con el carro de la compra hasta arriba!! Saludos desde España!

    ResponderEliminar
  7. Menudo alivio, yo pensaba que era la única que salía de casa con una maleta, a todos nos pasa igual,, yo cuando voy al pueblo llevo una bolsa tremenda poque allí solo encuentro los típicos productos de Proceli que venden en los supermercados.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email