domingo, 11 de septiembre de 2011

Cómo me pone verle untar el paté con cuchara

Una vez descubierta mi celiaquia, adherida a la dieta sin problemas, comprobado que la celiaquia no es el eje de mi vida y que he mandado a la mierda al gluten, puedo decir que mi pareja es un santo. Y supongo que vosotros os uniréis a esta afirmación en cuanto leáis lo siguiente.

Tengo una pareja que respeta casi más que yo la dieta celiaca. Que se ha convertido en un verdadero experto en la cocina sin gluten y que sólo verlo sacar el paté del envase con cuchara me “pone burra”, como decía una compañera de un trabajo anterior que ya no sé donde para.

¿Por qué con cuchara? No sé como haréis vosotros, pero para evitar la contaminación cruzada él saca el paté con la cuchara del bote y para que no toque su pan lo unta con su cuchillo y así comemos los dos del mismo, porque la crisis aprieta y no estamos para tirar dos medios botes de paté.
 
¿Y CON LOS ESPAGUETI? 
Y qué me decís cuando veis a vuestras parejas comer espageti sin gluten, que parece que es fideguá, porque se rompen todos, mientras dice que “tampoco se nota tanto”. En ese momento es que me lo comería enterito. Ñam, Ñam.

Y cuando se acaba tu hamburguesa del MacDonalds porque ya no puedes más, y mira que el pan no está nada mal, y le ves que se atraganta porque no le pasa (cuando se enfría no hay marcha atrás) e intenta disimular con un sorbo de medio refresco.

SANTAS PAREJAS
 
Si es que los celiacos tenemos suerte hasta en eso, en la pareja, que la sabemos elegir como nadie: aguantan gritos cuando usan el mismo cuchillo para cortar el pan con gluten y el sin gluten. Horas en el supermercado cuando nos apetece “algo diferente” (esta es mi frase preferida) y miramos y remiramos cientos de etiquetas para ver si el producto es apto. Interrogatorios a los camareros en los restaurantes que al final nos tachan de raritos repelentes y nos sirven con desgana.

Propongo instaurar el día de las parejas celíacas. Porque se lo merecen, si señor, que todos los santos tienen su día en el calendario.

13 comentarios:

  1. Pues sí, mira. Mi chico también anda siempre con mil ojos, así que apoyo la propuesta.
    Sobre los espaguetis, ¿has probado los de San Mills? Quedan bastante enteritos....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. si los he probado y están ricos, además de ser más baratos que otras marcas. Gracias por apoyar la propuesta!!

    ResponderEliminar
  3. En mi casa también tienen todos mucho cuidado con el paté y la mantequilla y sólo tenemos un botecito que es para todos. Es cuestión de coger unos nuevos hábitos para cosas que nunca habíamos pensado.

    Santos varones.

    ResponderEliminar
  4. son pequeñas cosas que hacen la vida más fácil al celiaco. Pequeños detalles que te hacen apreciar más a tu pareja. Creo yo.

    ResponderEliminar
  5. Ayyy, cómo me suena eso! Es para valorar, la verdad es que sí.

    ResponderEliminar
  6. En nuestra casa no entra casi nada con gluten. Algo de pan, pero poquísimo y algunas galletas. Pero el resto todo es sin.

    Y cuando salimos ha llegado a comer sin gluten algun bocadillo para solidarizarse con nosotros.

    Tenemos que poner algun día en el calendario por qué tener esto en casa no tiene precio!


    Las recetas de Glutoniana

    ResponderEliminar
  7. Laverdad, que me enternecí cuando empezaron a llegar "las parejas sin gluten" al Pensiero. Me sirvió de un buen aliciente para seguir creyendo en la humanidad. Es PRECIOSO ver como comparten la pizza, como el NO celíaco la agradece !! Y aunque no la compartan la piden también sin gluten. Es maravilloso de verdad

    ResponderEliminar
  8. Hola, Al Pensiero (jejeje....). Ya sabes que nosotros pedimos cada uno nuestra pizza, y que Chabi la pide con extra de gluten, pero bueno....supongo que somos la excepción de parejas sin gluten :-D

    Besos.

    P.D.: COn tu permiso, Celia....

    ResponderEliminar
  9. A mi me encanta cuando mi novio bebe cerveza sin gluten y pasa de las tapas que le ofrecen en los bares para poderme dar un beso después... es un SOL!!!!

    ResponderEliminar
  10. Es un detalle que coma lo mismo que tú. Eso si que es amor Almu! Aunque el beso te lo puede dar igual ... ¿No? Bueno yo no me privo de nada aunque él coma con gluten. Jajaja

    ResponderEliminar
  11. Es que me ha visto ponerme "a morir" tantas veces sin identificar exactamente por donde se nos había colado "el bicho" que está siempre tan pendiente como yo.
    Lo del beso... después de zamparse un pincho glutenero acompañado con una cervecita de las de verdad... uuuffff, que miedo!!!! :)

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email