lunes, 27 de febrero de 2012

¿Qué lleva una celiaca en el bolso?

Así queda el bolso de una celiaca después de un fin de semana fuera de casa. Y eso que el viaje fue a Barcelona, aquí al lado, que si llega a ser un poco más lejos ni una bolsa de basura le supera. Todo tiene su explicación, aunque no sirva de excusa.

CUANDO UNA CELIACA SALE DE CASA...

Cuando una celiaca sale de casa por un periodo de tiempo que abarca varias comidas, el bolso se convierte en el carro de la compra. Porque otra cosa no pero previsores los celiacos somos, que a la fuerza ahorcan. Hay que pensar en el desayuno, porque depende de donde vayas solo podrías tomar la bebida. Unas magdalenas servirán. Para el almuerzo un bocadillito en papel de plata. Por si te apetece algo dulce, unas galletitas. Para comer, un panecillo sin gluten. Para merendar un bocadillito y una fruta por si me apetece.

DE ILUSIONES NO COME UN CELIACO

Y ya está. Así sale una celiaca de casa que parece que se va a la selva. Como vayas pensando que ya comprarás algo por ahí, el día puede acabar muy mal. Os lo digo por experiencia, que de ilusiones no come un celiaco. A mí el hambre me causa mal humor y el que venga conmigo puede pasar un día terrorífico.

Y claro, con tanto papel, tanto envoltorio, tanta galleta y tanto residuo el riesgo de que tu bolso acabe siendo la papelera municipal es muy alto.

viernes, 24 de febrero de 2012

Mañi sushi y Latin sushi (sin gluten)

¿El Mañi sushi? Si, si. El sushi pero a lo maño, a lo zaragozano vamos. ¿Y el Latin? pues el latino. Yo tampoco me lo podía creer, pero si, existe. El otro día fui a un taller de cocina que organiza la tienda Feliciti e imparte el cocinero Manolito Barranco en Zaragoza para aprender a hacer sushi. Tuvo gran aceptación porque estábamos unas 30 personas de todas las edades.

ESTÁ TODO INVENTADO

Cuesta 5 euros apuntarse, que al terminar el taller los puedes invertir en la compra de un producto en la tienda. En esta ocasión recomendaban el "Perfect Roll", no sé como definirlo pero es un aparatejo que te ayuda a enrollar el alga perfectamente con el arroz y el contenido que le quieras poner en el centro. Vamos que el sushi sale perfecto. Si es que está todo inventado ya.

SOJA SIN GLUTEN

Lo primero que hice al llegar fue cerciorarmen de que la soja era sin gluten. ¡Y lo era! A 4,85 euros, pero lo era. Intenté situarme bien pero fue imposible con tanta gente. A pesar de ello, creo que lo ví todo y me pareció sencillo. También me lo parecieron las rosquillas y roscón y no me salieron, así que a ver.

EL MAÑI SUSHI Y EL LATIN SHUSHI

Al sushi lo que lo hace maño es el relleno. Vamos que dependiendo de lo que le pongas en el centro al rollito será Mañi sushi o Latin sushi. El Mañi sushi está relleno de borraja y trucha ahumada, y el Latin sushi de guacamole. Por esta regla de tres el Spain sushi estará relleno de tortilla de patata y el Italo sushi de espagueti. ¿Divertido no? ¡Pues a inventar!

INGREDIENTES

100 gr arroz de sushi
300 gr agua
Vinagre de arroz
sal
azúcar

Necesitaremos para hacer el rollito una esterilla y alga nori.

ELABORACIÓN

Ponemos el agua a calentar y cuando hierva a fuego fuerte añadimos el arroz. Pasados 3 minutos bajamos la coccion y lo dejamos 17 minutos más. Una vez cocido lo escurrimos y lo echamos sobre un paño de cocina. Lo aliñamos con vinagre, sal y azúcar al gusto. (si, si encima del paño)

Ponermos sobre la esterilla el alga, el arroz y lo enrollamos. Colocamos en el centro pepinillo, pepino, salmón marinado... Para el Mañi sushi la borraja se escalda, solo 1 minuto. Para el Latin sushi, la receta del guacamole: chafa un aguacate maduro con un tenedor. Añade una cucharada de tomate picado, otra de cebolla picada, cilantro, zumo de limón , sal y aceite de oliva.

martes, 21 de febrero de 2012

Celiquedada: Las conversaciones escatológicas de las celiacos


La última Celiquedada organizada por la Asociación Celiaca Aragonesa me ha dejado un buen sabor de boca y también unas “buenas perlas”. Lo primero porque la cena estuvo genial. Fuimos al bar Suco, en el Paseo Sagasta de Zaragoza. El cocinero Mario Cobretti, si, si el mago, nos recibió con unas viandas sin gluten estupendas: un caldo casero para comenzar, unas pizzas con una masa fina excepcional, un plato del día compuesto por huevo frito con longaniza y pimientos para celebrar que era jueves Lardero, unas patatas con bechamel y de postre unas crepes con chocolate para chuparse los dedos.
 
CELIACOS ESCATOLÓGICOS

Las perlas, porque las conversaciones que tenemos los celiacos son una locura escatológica. Sólo se oyen las palabras “baño”, “gastroenteritis”, “diarreas” y “correr” (entre otras). Desde luego…cómo somos… A nosotros la frase “ahora no hablemos de eso que estamos comiendo” no nos vale. Menuda cena, los de la mesa de al lado debían estar horrorizados, pero así somos los celiacos, cuando nos juntamos no hay otra cosa que celiaquia para aquí y celiaquia para allá. Que para eso es la Celiquedada claro.

EN BOCA CERRADA NO ENTRAN MOSCAS

Una de las participantes en la celiquedada era celiaca, y mamá de dos celiacas también. Y para que veáis como somos los humanos, que sólo rectificamos cuando el mal lo vivimos nosotros, contó una anécdota que es todo un ajuste de cuentas. En una comida de empresa, de la que ella se encargaba de la cocina, uno de los compañeros llevó a una celiaca, (que casualidad, pues era una de las reunidas en la celiquedada). El chico preguntó si había problema en llevar a alguien ajeno a la empresa y le dijeron que no, pero cuando comentó que era celiaca, la cocinera dijo “¿Y ésta por qué viene, por qué no se ha quedado en su casa? Pues mira por donde, ahora ella es celiaca y sus hijas también.

jueves, 16 de febrero de 2012

Magdalenas sin gluten (receta con la medida del yogur)


No se que pasa esta semana con las magdalenas pero ya van cuatro veces que veo recetas para hacerlas sin gluten. Que si en la 1 de televisión, que si en twitter, que si en en el blog Celiaco a los 30... Y con esta última me he quedado. ¿Que por qué? Porque es la del yogur, quiero decir ... la que utiliza la medida del vaso del yogur para medir los ingredientes, vamos la que es más fácil. Y también porque no utiliza aceite y, después de las rosquillas sin gluten que llevaban aceite por todas partes, va bien algo un poco más light.

EL PRECIO, COMO SIEMPRE

El caso es que me compré una bolsita de muffins de ProCeli, de esas que van dos. No están mal, pero ya sabéis el problema... un paquete de dos te cuesta lo mismo que un paquete de 20 del Mercadona con gluten. Así que me puse a buscar una receta y descubrí ésta. Fácil y rápida. Y las magdalenas ricas, ricas, con sabor natural. Eso sí, están mejor a los dos días de haberlas hecho porque a mi, el primer día, se me pegaba el papel y era imposible comérsela entera, te dejabas media pegada.


INGREDIENTES

He introducido algunos cambios en los ingredientes de la receta original de Celiaco a los 30 que aquí os dejo.

- 1 Yogur natural
- 1 medida de yogur de azucar
- 2 medidas de yogur de harina mix de Schar
- 2 huevos.
- Un poco más de media medida de yogur de leche
- 1 sobre de levadura química sin gluten 

 ELABORACIÓN


Encendemos el horno a unos 200ºC. Mezclamos el yogur con los huevos y añadimos el azúcar, la harina y la levadura. Por último añadimos la leche. Rellenamos los moldes hasta la mitad y los metemos 10 minutos al horno. Bajamos la temperatura a a 170-150ºC y lo dejamos otros 10 minutos. Apagamos el horno y dejamos la puerta un poco abierta.

Espero que os gusten!

lunes, 13 de febrero de 2012

10 razones para crear un blog sobre celiaquia

¿Por qué una persona como tú o como yo se decide a crear un blog? ¿Qué le motiva? ¿Para qué compartir mis experiencias? Y ¿Por qué no? Eso dije yo cuando empecé y espero que este post ayude a decidirse a todos aquellos que estén pensando en estrenarse.  Varios blogueros participamos en este post mostrando las razones que nos llevaron a crear y mantener actualizados nuestros blogs y a compartir nuestras experiencias. Esperamos que os sirva de ayuda.

Me diagnosticaron de celiaquía y no tenía ni idea de lo que era. Fue un gran impacto para mí y entré en Internet a buscar información. Vi que existían muchos blogs sobre la enfermedad y, conforme iba conociéndola y participando en conversaciones con otros celiacos, me dí cuenta de que hacía falta un poco de humor en todo esto. Y así me decidí a escribir mis experiencias y contar lo rocambolesca que en ocasiones resulta la vida de un celiaco. Saber que puedo ser de ayuda para otras personas que estén empezando con la celiaquia y la desconozcan tanto como yo entonces, es mi motivación. Llevar un poco de humor a sus vidas sin gluten, mi objetivo.

PIKERITA, 3 años
Cuánto más metida estoy, más me doy cuenta de lo mucho que me falta por aprender y de lo mucho que me aportáis los que estáis detrás. Hay quién me agradece mi labor pero, en realidad, la agradecida soy yo que os acordáis de mí y me escribís informándome de cosas nuevas y vuestras experiencias. Sin darme casi cuenta me he metido en un vínculo que engancha y donde se aprende mucho.... lo que mi madre llamaría "La Universidad de la Vida".

Nuestro objetivo principal es compartir nuestras experiencias sin gluten, ya sean buenas o malas, para intentar ayudar a otros celiacos. Hablamos de los restaurantes a los que hemos ido; Informamos de las novedades y eventos que haya para los celiacos; Contamos de las dificultades con las nos encontramos a diario, que posiblemente sean las mismas para todos; por eso muchas veces se convierte más en una fuente de desahogo que otra cosa...pero sobretodo lo que queremos es demostrar es que se puede llevar una vida sin gluten con una sonrisa. Los comentarios y agradecimientos que recibimos a diario son los que nos dan fuerza para seguir con el blog y ver que nuestro trabajo sirve de ayuda para muchos celiacos.

CELIAQUINES, 9 meses
La motivación principal es tener las recetas que voy haciendo recogidas para tenerlas a mano, para mí en la actualidad y para mis hijos el día de mañana, cuando mamá deje de estar cerca. Además, por supuesto, motiva el hecho de saber que estás ayudando a gente a llevar mejor su dieta, como me muestran en tantos emails que recibo de agradecimiento. Desde aquí gracias a vosotros por vuestras palabras.
Me encanta aportar datos nuevos en el tema de la gastronomía, por vocación y profesión. Me gusta seguir compartiendo recetas, ideas y presentaciones semana a semana y poder ver las demás publicaciones con las que aprendo cada día cosas nuevas. Desde mi diagnóstico de celiaquia dedico exclusivamente las elaboraciones al mundo sin gluten, con aportaciones novedosas y fáciles para hacer en casa. Lleva un trabajo extra pero, a la vez, muy satisfactorio por cada comentario, cada seguidor, las visitas diarias de todo el mundo… Para mí es una experiencia auténtica y muy agradable.

GLUTONIANA, 3 años
Cuando entras en el colectivo celiaco te das cuenta de que la palabra que más utilizas es la de "compartir". Me encanta cocinar, probar nuevas cosas, comprar moldes y libros. Es una terapia que recomiendo a todo el mundo. Meterse en la cocina y perder horas y horas es lo mejor del mundo para mí. Me motiva muchísimo ver como la gente prepara las recetas que publico en el blog. Es una gran satisfacción para mí. Y cuando me mandan la foto soy muy feliz al ver que les he sido útil, se lo han pasado bien y han comido algo nuevo.

MUNDO SIN GLUTEN DE MARGA, 2 años y medio
La motivación para escribirlo (ahora está un poco desactualizado por motivos de trabajo y salud) y actualizarlo es compartir mis experiencias y conocimientos con otros celíacos, porque creo que todos podemos aportar algo que ayude a los demás.

Mi mayor motivación es pensar que quizás haya alguien tan perdido/a como yo lo estuve en mis primeros meses como celiaca, que necesite algo de ayuda.
A mi me ayudó mucho saber de las experiencias de los demás y creí que aportar mi granito de arena también podría ser positivo. Creo que compartir experiencias nos ayuda a mejorar y a seguir adelante.

Iniciamos nuestro blog con la intención de divulgar la celiaquía e intentar ayudar a quien necesitara información sobre qué se puede comer y hacer siendo celíaco.
Nos motivan los comentarios que recibimos, lo que hemos vivido gracias al blog y las amistades que hemos hecho en la blogosfera. Y por supuesto, continuar con nuestros principios de ayudar.


EL RINCÓN SIN GLUTEN, 3 ños y medio
El Rincón nació como un pequeño proyecto personal con un único objetivo: conseguir que poco a poco, y entre todos, la celiaquía deje de ser esa gran desconocida. Con sorpresa descubrí que tanto el conocimiento como la total ignorancia de la EC iban de la mano (y en muchas ocasiones ganaba la segunda), así que me puse manos a la obra y decidí contribuir con mi pequeño granito de arena. ¿Cómo? Creando un pequeño Rincón en el que hallar respuestas. ¿Dónde? Estaba claro: Internet es el medio de las masas. ¿Por qué? Quizás un pequeño granito no pueda hacer un desierto, pero estoy segura de que, junto a muchos más, ¡conseguiremos crear una gran montaña! Caminante: si andas buscando respuestas, y por casualidad recalas en el Rincón, esperamos que sea una brújula en tu camino que te indique la ruta a seguir.

Y UNA MÁS ...

SIN GLUTEN 6 años y medio


Al principo escribía porque necesitaba contar  mi día a día y desahogarme y eso no me lo proporcionaba un foro, aunque sí las conversaciones con algunas personas que conocí en ellos. Después empecé a experimentar con la cocina, a compartir cosas que descubría, a intercalar otras partes de mi vida, de lo que hago y de lo que sigo siendo al margen de la dieta sin gluten o conviviendo con ella. Cada vez hablo menos en él del tema celiaquía, pienso en dejarlo pero no puedo. Estoy enganchada a cada una de vuestras visitas y comentarios y a lo que mucha gente le aporta. Ahora sigue siendo mi terapia, pero para otras cosas también. El recibir a veces correos o comentarios de algunas personas diciendo que les ayuda estar en contacto con otros celiacos y leer mis experiencias es otro punto a favor de mantenerlo.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Una de magia dedicada a los celiacos que aparecen y desaparecen


Hace ya unos meses estuve en Zaragoza en el bar Lord Byron. Me decidí a ir con unas amigas al espectáculo de magia semanal. Dos magos argentinos estaban ese día, que lo hicieron genial. Dos magos y yo, la celiaca que aparece y desaparece.
EL ENEMIGO ENTRÓ EN MI CUERPO

Habíamos ido a cenar y al parecer el enemigo (llámese gluten) entró en mi cuerpo de forma muy silenciosa. Llegamos al Lord Byron y estaba a tope. Nos tocó delante, a un lado, apoyadas en la pared y de pie. Empezó el espectáculo y el mago pidió voluntarios en el escenario. Nadie salió y el mago me llamó a mí, que estaba allí a mano, al lado del escenario y ya de pie. Cuando subí empecé a notar mi tripa como una lavadora. Yo sonriente cual ayudante de mago, aparenté normalidad y derroché simpatía. El truco fue de cuerdas. Ese que cortas con una tijera una cuerda y luego aparece de nuevo entera.

"HAGO CHAS Y APAREZCO A TU LADO"

Bajé del escenario y le tocó el turno al otro mago. En ese momento les comenté a mis amigas mi sensación estomacal. Y de repente el mago hace la misma operación que el anterior. Pide voluntarios y nadie sale. Me vuelve a llamar. Yo subo con mi sonrisa y mis ruidos estomacales. El truco era de cartas y se me hizo eterno. Sólo bajar, desaparecí directa al baño y a los 5 minutos volví a aparecer en la sala, como el truco. Mis amigas muertas de risa me cantaban la canción de Alex y Cristina  “Hago chas y aparezco a tu lado” Eso si que fue magia y lo demás… tonterías.

lunes, 6 de febrero de 2012

¿Para cuándo "las rebajas" en productos para celiacos?


Que estamos de rebajas, promociones y demás es evidente. En el buzón recogí ayer un catálogo de una promoción de un supermercado que ofrece la segunda unidad al 70%. Le eché un vistazo pero de las marcas específicas de productos sin gluten nada de nada. Esta mañana escucho en la radio que otro ofrece la segunda unidad al 50%. ¿Para cuándo estas promociones en los productos sin gluten? Yo no lo he visto nunca, a no ser que estén a punto de caducar.

DESCUENTOS POR CADUCIDAD 

Recientemente compré bases de pizza al 30% porque estaban a punto de cumplir su fecha. Como veis en la foto el descuento es por "producto caducidad corta". Compré 2 paquetes y en el congelador las tengo. Como para dejarse pasar la oportunidad de comprar barato, porque comer tenemos que comer, y en otros productos pase, pero en el pan tiene que ser sin gluten y, como digo, hay que comer.  Incluso una vez en un establecimiento me regalaron productos para probar por lo mismo. Y hace unos días en otro supermercado tenían otros productos rebajados, pero es que ¡estaban ya pasados de fecha!

LOS CELIACOS TAMBIÉN QUEREMOS REBAJAS
¿Por qué nos tratan así? ¿Es que no nos merecemos también oportunidades que nos ayuden a rebajar el precio de la cesta de la compra? Porque mejor clientela que nosotros, que no nos queda de otra que comer sin gluten sí o sí, creo que no debe haber.

En fin, ahí os dejo esta reflexión de las rebajas que a los celiacos nunca llegan.

miércoles, 1 de febrero de 2012

El tamaño importa en el pan sin gluten

¿Por qué el pan sin gluten es siempre más pequeño? ¿Y siempre más caro? Digo yo que si es más pequeño, el precio debería serlo también.

Un panecillo de la marca Betina vale 0,90 euros comprado en supermercado, ¡¡1,70 en panadería!! ¿Es necesario este precio? ¡¡Pero si es media barra de pan de las con gluten!! Yo ya he aprendido la lección y es que pan hay que comer si o si. Cada vez que voy al supermercado vuelvo cargada de pan, porque sino te atracan continuamente y no puede ser.
  
EL TAMAÑO IMPORTA

 
Respecto al tamaño, si que importa y tanto que importa. Al menos en el pan sin gluten. ¿Por qué siempre es más pequeño? Aquí en la foto podéis ver en la plancha pan sin gluten, en la sartén con gluten. Ambos para hacer un sándwich de jamón y queso para desayunar. Pero uno más pequeño que el otro, el sin gluten por supuesto. Trato de encontrar el porqué:



-         ¿Tal vez si fuese más grande perdería consistencia?
-         ¿Aunque es más pequeño pesa lo mismo que el otro?
-         ¿Resulta más pesado en el estómago que el otro?
-         Los celiacos, como piensa la mayor parte de la sociedad, ¿comemos menos que el resto de los humanos?

No hay derecho. El precio ya es algo que tengo asumido pero ¿el tamaño?

Share it

Follow by Email