viernes, 27 de mayo de 2011

Día Nacional del Celiaco

Nunca pensaba que diría esto pero ¡Felicidades a todos los celiacos por ser como sois! Por ser agradecidos cuando pasáis por una pastelería y te dicen que no tienen nada sin gluten. Por ir a un restaurante de los primeros de la clasificación que está publicada en este blog y responder con una sonrisa cuando asientes que te comerás una ensalada ilustrada y un filete a la plancha. Por entrar a una tienda de golosinas y salir como has llegado, con las manos vacías. Por ir a un cumpleaños con tu fiambrera y tu comida propia feliz de la vida. Por pasar delante del Calamar Bravo, con su olor a frito, y quedarte con eso, con el olor. Por ir con los amigos de tapas y decir que no pasa nada, que coman lo que quieran que tú ya te comes unos pepinillos y un pimiento asado.

Si todos fueran como nosotros, otro gallo cantaría.
¡FELICIDADES CELIACOS!

lunes, 23 de mayo de 2011

Celiquedada

El pasado jueves varios socios de la Asociación Celiaca Aragonesa nos reunimos para catar una maravillosa empanada argentina y unas espectaculares pizzas sin gluten. La Celiquedada tuvo lugar en el restaurante Il Pensiero, en la calle Arzobispo Apaolaza 5 de Zaragoza. Arreglamos un poco el mundo, disfrutamos de las viandas y sobre todo nos reímos mucho con las anécdotas de unos y otros. Aqui os dejo esta foto para que quede constancia de nuestros buenos ratos.

martes, 17 de mayo de 2011

Así clasificamos los restaurantes los celíacos

¿Cómo puede un celiaco descubrir si los platos de un restaurante llevan gluten con esos  nombres indescifrables?  No voy a negar que tengo complejo de CSI, porque en cuanto tengo la carta en las manos empiezo a hacerle un interrogatorio al camarero que hasta que no lo veo entrar a la cocina a preguntar al cocinero no paro. ¿O es que alguien se envenenaría a conciencia?

Yo distingo entre tres tipos de restaurantes:

TIPO 1 OPCIONES REDUCIDAS
El menú sin gluten se reduce a:
PRIMER PATO: ensalada.
SEGUNDO PLATO: pescado o carne a la plancha, tras quitarle las salsas o las posibles guarniciones.
POSTRE: Del postre ya casi ni hablamos, porque la fruta variada es una opción de lo más socorrida y habitual cuando se dan cuenta de que no hay nada en toda la carta que no lleve gluten.

TIPO 2 NO ME LO CREO
El menú en el que puedes comer hasta rebozados, que está todo tan bueno que no puedes creértelo y no dejas de preguntarle al camarero si de verdad puedes comer lo que estás comiendo porque no acabas de fiarte. Esto me ha pasado recientemente en el Atrapamundos, donde comí la “Padoka de verduras ecológicas con harina de garbanzos” que estaban tan exquisitas que casi le doy un beso en la boca al camarero. Próximamente colgaré fotos sobre este restaurante y los platos de su menú porque pienso repetir en breve.

TIPO 3 ÉCHATE A CORRER
Los que no han oído la palabra celíaco en su vida y es entonces cuando se te caen los palos del sombrajo y la comida se convierte en una ruleta rusa, a ver en cuál te toca el premio y te manda a casa a pasar el resto de la tarde.

Ser celiaco me ha hecho más agradecida si, pero también más desconfiada.






domingo, 15 de mayo de 2011

Bienvenid@


Hola a tod@s!! Celiac@s y no celiaco@s
Me alegra poder compartir mi experiencia con más gente a través de este blog. Me habría gustado hacerlo antes pero ahora que ya he empezado no hay quien me pare.

Estoy diagnosticada de celiaquía desde hace año y medio. Siempre había tenido mis problemas estomacales, incluso estuve ingresada 5 días en el hospital, pero no se les ocurrió hacerme un análisis de celiaquía. Ahora, un año y medio después soy otra persona. Suena a anuncio ¿verdad? Pero es así. Una se queda muy tranquila cuando le dicen lo que tiene y puede hacer una vida normal. Porque hay veces que no te das cuenta de las cosas hasta que echas la vista atrás. A mi me pasó cuando mis amigas me regalaron por mi 30 cumpleaños un diario que recopilaba todas nuestras conversaciones de mail y pude darme cuenta de que siempre que quedábamos me encontraba mal. Una vez diagnosticada, me confesaron que creían que no quería quedar con ellas porque siempre ponía excusas para salir a cenar.

No es fácil asimilarlo, adherirte a la dieta y sobre todo hacerle entender al resto de la gente que el más mínimo contacto de tu comida con algo de gluten puede arruinarte la tarde. Que si eres "una exagerada" o "una tiquismiquis", ya me gustaría verlos en mi lugar.

Me gustaría que este blog se convirtiese en una quedada entre amigos. Que pudiéramos contar nuestras experiencias para que así les sirvan a los que se inician en el mundo sin gluten, incluso reírnos con las anécdotas que seguro tendréis como yo, solucionar dudas, recomendarnos restaurantes y sitios para tapear, porque esto es lo que más duro se me hizo al principio. Me encanta comer, es lo que más me gusta del mundo, y es una pena lo que nos pasa en muchos sitios, que sólo puedas comer pepinillos o pimientos asados. Y encima agradecida.

Otra cosa no, pero la vida sin gluten me ha hecho muy agradecida.




Share it

Follow by Email