viernes, 20 de mayo de 2016

Sin gluten hasta en los sueños eróticos

No se que pasa por mi cabeza o qué trastorno estoy desarrollando pero esta noche he soñado que tenía un affaire con Clark Gable en un supermercado gluten free. Rodábamos por las magdalenas y la harina sin gluten. Entre las palmeras de chocolate y los panecillos. Todo gluten free. 

LA CELIAQUÍA NO ME DEJA NI EN SUEÑOS

La ubicación entiendo que haya sido ésta. Qué mejor que un supermercado sin gluten para un celiaco que se vea en una ocasión así. Pero la pareja...Clark Gable no es mi ídolo ni mi amor fetiche. No he visto nada de él últimamente y no se cómo ha aparecido en mi cabeza esta noche entre tanto gluten free. Pero ha sido así.

Mi vida adulta, llamémoslo así, transcurre por la noche porque por el día mi vida es la de madre de dos niños de uno y tres años entre pañales, parque, meriendas y fiestas infantiles. Así que cuando el sol se va mi cabeza aprovecha para poner en orden temas retrasados y pendientes. Eso sí, sin olvidar la celiaquía, que no me deja ni en sueños. 

MI VIDA NECESITA ACCIÓN Y GLUTEN FREE

Intentando darle sentido y significado a este sueño lo que está claro es que mi vida necesita un poco de acción y mucho, pero mucho gluten free. Pero a ¿Clark Gable? ¿Lo necesito? ¿Qué hace aquí ahora en mi vida? Mi marido no es un Clark Gable. Para mi es un Richard Gere, faltaría más. ¿Comerá sin gluten Richard Gere? ¿Era celiaco Clark Gable? Quién sabe oye, a lo mejor mi subconsciente me quiere decir algo. O simplemente es Clark que me está enviando un mensaje cifrado gluten free desde el más allá. Tendré que averiguarlo. ¿Alguien se anima a descifrarlo?


ENLACES RELACIONADOS


jueves, 5 de mayo de 2016

Comiendo en El Pancetas ¡sin gluten!

Una cosa es comer panceta y otra comer un bocata en El Pancetas. Los celiacos estamos de suerte en Zaragoza con la apertura de la bocatoría El Pancetas en la zona de la Plaza San Francisco. Bocatas, ensaladas, raciones y postres, pan y cerveza ¡todo sin gluten! A mi me parece un lujazo

Y no sólo eso. Es que las raciones no son las típicas de papas bravas o calmares. Aquí el pancetas se lo curra. Son unas raciones con un toque sofisticado, llamemosle gourmet. Un carpaccio de manitas, un rollo de patata, una ensalada de tomate templada con su sofrito...

NO SÓLO DE PANCETA VIVE EL PANCETAS

A ver, que no sólo de panceta vive el hombre celiaco. Que también hay otros bocatas ricos y divinos. 

Y los postre. Ay! los postres. Ya perdonaréis que no he hecho foto del flan que me comí de un bocado o de la crema de chocolate que engullí con rapidez. La que os pongo es la de una sopa de fruta de la pasión y coco. La verdad es que está todo bunísimo. Hasta para ir con los niños es un sitio recomendado. Porque además de tener trona, que no en todos los restaurantes hay, hay platos que se puedes adaptar para ellos. 

POR 12 EUROS UN CELIACO COMIDO

Lo mejor el precio. Sales por unos 12 o 14 euros con tu ensalada, tu bocata y tu postre además de la bebida sin gluten. 

Al menos eso me ha costado a mí que ya he estado 3 veces. Lo del precio no es moco de pavo teniendo en cuenta que hay restaurantes en los que te cobran un suplemento por celiaco. Y tal y como está el bolsillo hay que tenerlo muy en cuenta. Si vais, ya me contáis.





Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email